3/06/2013

Un linuxero con Windows 8...

Es bien conocido que apoyo, promuevo y defiendo el software libre; pero también que no soy un puritano, también en determinado momento uso otros sistemas operativos que no son necesariamente libres, como es el caso de Windows.

Ahora bien, siempre se ha debatido que tan bueno (o malo) es que alguien que se dice ser promotor del Software Libre ande usando Windows... a esa gente solo le diré que "defiendo tanto el software libre, que le doy al usuario la libertad de escoger entre software libre y software privativo, en eso radica su libertad".

Y sin salirnos del propósito de este post, tenia mucha curiosidad respecto a Windows 8, aunque ya tiene rato que salio al mercado no había tenido tiempo de probarlo. Y por lo mismo decidí que la mejor manera de probarlo seria en una maquina virtual, para tal propósito usé VirtualBox; al momento la interfaz es idéntica a la de Win7 y es sencilla e intuitiva, te permite configurar lo básico sin problemas. 





Creo que hemos llegado a un punto donde Microsoft al fin supo hacer las cosas, recordemos al dolor de cabeza que nos provocó en su momento Windows Vista, sin duda esta vez Microsoft tuvo un acierto; aunque la parte "nueva" de Win8 solo se ve reflejado si es usado en dispositivos touch, de otra manera no se logra obtener toda la experiencia que se espera. terminamos teniendo un escritorio con apariencia a Win7 pero sin botón de inicio, quien lo maneje en una pc o portátil convencional no me dejará mentir que no se logra captar todo su potencial. 




Sin embargo desde mi perspectiva aplaudo el esfuerzo que Microsoft hace en estos días para llevar al usuario común la comodidad de tener todo a un toque de distancia, eso provoca mayor competitividad y el crecimiento y fortalecimiento de todo el campo; el software libre no es ajeno a ello, diversos exponentes están entrando a este juego como Ubuntu, Android y FirefoxOS... habrá que esperar noticias de estos proyectos y seguirles la pista.

No hay comentarios:

¿Empleado o dueño?

Durante la mayor parte de mi vida he trabajado, es un hábito que mi padre me inculcó desde pequeño y le mega agradezco por ello. Ahora bien,...